Un poco de respeto para Nicolas Cage

No somos justos. Muchas veces, los cinéfilos hacemos gala de altas dosis de corrupción en lo que a memoria se refiere. Puede que algunos grandes de la industria se salgan de la senda y patinen a lo bestia, pero de bien nacido es ser agradecido. Nicolas Cage es uno de esos casos en los que masacramos a un intérprete, juzgado sin rubor con las gafas del presente. ¿No se merece algo más de respeto el viejo Nic?

El paso de los años ha convertido a Nicolas Cage en un caso de lo más extraño. El sobrino de Francis Ford Coppola se destapaba en la década de los 80 con un buen puñado de papeles sensacionales, como el de Hechizo de Luna (1987), que le valdría su primera nominación al Globo de Oro. En 1995 llegaba Leaving las Vegas y, con ella, el Oscar al Mejor Actor. Entonces algo se torció… La carrera de Cage comenzaba una deriva hacia películas de horrible calidad que ponían en duda el talento del actor.

La excéntrica forma de vida del bueno de Nic le sumían hasta las cejas en un pozo de deudas. Puede que esa sea la razón por la que el oscarizado intérprete se haya convertido en una especie de actor cutre de culto. En todo caso, conviene recordar unas cuantas cosas. Nicolas Cage nos ha dado muchas horas de cine de altura y aquí vamos a reivindicar todo eso.

Más allá del filme por el que ganó el Premio de la Academia, estamos ante el protagonista de La roca, Con-Air, Cara a Cara, El señor de la Guerra, Adaptation, Kick-Ass, Asesinato en 8 mm o Al Límite. Si con eso no nos cierra la boca…

3 Comments

  1. Ford Farlaine mayo 21, 2020
  2. david mayo 22, 2020
  3. Natali mayo 22, 2020