Bolsamania

¿Un chico demasiado malo para Hollywood?

No hay miradas como la suya. Cuando Joaquin Phoenix se deja caer por la gran pantalla, todo se vuelve mucho más brillante. El actor es de esos que impregnan de una intensidad inusitada cualquier paseo por delante de las cámaras. Su hermano River era la joven estrella que tenía que lograr una carrera llena de exitazos y Oscars. Crítica y público lo adoraban. Sin embargo, la prematura muerte del joven permitía que todos nos fijásemos en que el chico de aspecto taciturno que le acompañaba era una auténtica fuerza de la naturaleza.

Pese a sus 42 años, la sensación de que Joaquín Phoenix lleva siendo uno de los más grandes desde hace décadas nos embarga. No es para menos, ya que lo suyo nunca ha sido embarcarse en filmes irrelevantes. Todos y cada uno de los proyectos en los que se embarca el actor resultan cintas memorables a las que presta todo su talento.

¿Por qué no tiene un Oscar Joaquin Phoenix? Es una buena pregunta. Ocasiones no han faltado para premiarlo. Gladiator, En la cuerda floja, The Master o Her se antojaban situaciones más que ideales para que se fuese a casa con su primera estatuilla. Sin embargo, parece que en Hollywood no dejan de considerar que Phoenix es un individuo demasiado raro para dejarlo entrar en su juego. Sea como fuere, la realidad es que pocos o ninguno nos ofrecen el derroche de talento que Phoenix se marca en cada película. Es uno de esos tipos que se entregan para la causa, por lo que da igual que los premios siempre traten de evitar cruzarse con él. Joaquín Phoenix es muy grande y ya estamos los espectadores para recordarlo.