Bolsamania

¿Qué tienen los títulos de crédito de “Mindhunter” para resultar tan escalofriantes?

Año 1977. Dos agentes del FBI (Jonathan Groff y Holt McCallany) revolucionan las técnicas de investigación para encontrar las respuestas a cómo atrapar a asesinos en serie y mentes psicópatas. Así se presentaba en Netflix Mindhunter, la última maravilla de la cadena. Como si toda la esencia de la insana puesta en escena de David Fincher se hubiese condensado en una serie, la ficción consigue perturbar nuestro ánimo desde unos títulos de crédito que se encargan de arrancar con esa labor de desgaste.

¿Qué tiene el comienzo de Mindhunter para hacer flaquear nuestra voluntad? Pues un juego de escenas subliminales de lo más macabro. Varias imágenes de cadáveres se van insertando en el cuerpo principal de la apertura. Al loro, porque estas son algunas de las instantáneas que se dejan caer.

2 comentarios