Ella se ha convertido en el gran icono del cine de DC. Desde que Patty Jenkins nos ofreciese la primera aventura en solitario de la Wonder Woman, le jurábamos amor