En muchas ocasiones hemos hablado de nuestra admiración por los villanos. Darth Vader, Hannibal Lecter y compañía nos seducen desde el primer minuto que aparecen en pantalla, pero