Parecía que la lista de desastres de 2019 había llegado a su final, pero las carteleras todavía han tenido tiempo para recibir uno de los filmes más malos