Son buenos tiempos para la ciencia-ficción. El género ha encontrado un terreno ideal para su desarrollo en la pequeña pantalla. Aprovechando que cada vez hay más canales y