El mundo de las realidades paralelas del cine no deja de sorprendernos. Raro es el día que no nos quedamos de piedra al descubrir lo cerca que estuvo