Como si el drama se le hubiese enredado en la ropa, Johnny Depp sigue sin levantar cabeza.Ayer conocíamos que el actor se había convertido en la estrella menos