Es uno de los mayores fenómenos televisivos vividos en la historia de la televisión. Salvo que vivas debajo de las piedras, lo normal es que hayas oído hablar