No son muy de cine extranjero en Gran Bretaña. Las películas extranjeras no suelen tener mucha suerte en su periplo por las islas británicas. De hecho, el consumo