Cuando parecía que en Marvel habían alcanzado su techo y que solo les quedaba mantenerse, resulta que la Casa de las Ideas ha decido hacer saltar la banca