El cetro de Avatar se encuentra en serios aprietos. Después de un año plagado de decepciones cinematográficas y batacazos de taquilla, lo cierto es que el 2017 promete