Es un tipo con clase. No contento con dar vida a uno de los mejores personajes de la historia de la televisión, Peter Dinklage ha decidido no descuidar