Pocos se le pueden comparar en talento. Daniel Day-Lewis nos ha demostrado, a lo largo de los últimos 35 años, que lo suyo va más allá de lo