Ya sabemos que el titular suena extraño, pero lo cierto es que la cosa está más cerca de hacerse realidad de lo que nadie imaginaría. Tras convertirse en