Qué tendrán estas mujeres de película, que hacen que nuestros protagonistas las pasen tan canutas. Si hace años los espectadores masculinos empatizaban de sobremanera con los personajes víctimas