¿Os parecía que habíamos llegado a lo más alto con “Sharknado” u “Ovejas asesinas”? Nada más lejos de la realidad. El mundo de las producciones “cutres” cargadas de