Ser una de las grandes estrellas de la industria y que la mayoría de tus películas sean un éxito no significa que estés libre de algún que otro