Hay cosas realmente difíciles de explicar. Los premios suelen ser bastante justos y previsibles, pero siempre hay algún patinazo que resulta completamente inaceptable. Los Globos de Oro acaban