Mucho tiene que torcerse la cosa para que el resultado no sea la ficción más adictiva del año. A lo largo de los próximos meses nos iremos encontrando