Muchas veces hemos leído al comienzo o final de la proyección de una película ese rótulo que dice “basado en hechos reales”. Cuando se trata de la