Somos unos dinoadictos de pro, de modo que no podemos pasar ciertos detalles por alto. Allá por el año 1993, Steven Spielberg nos llevaba por vez primera a