La industria del cine es inclemente, pero la crueldad del público tampoco conoce de límites. Año 1995. Kevin Costner es la gran estrella masculina del cine. Todo lo que toca