No corren buenos tiempos para la industria y el mercado del cine en España, y las previsiones tampoco son nada halagüeñas. Según el informe de la Confederación de