Era uno de los proyectos más esperados de los últimos años. En 2017, Scarlett Johansson se ponía al frente de Ghost in the Shell, la adaptación a imagen