Seguro que lleváis tiempo percibiendo una perturbación en la fuerza… Pues eso tiene una buena explicación, ya que sus inescrutables caminos ha terminado por dirigirla hacia suelo español.