El universo del vídeo bajo demanda sigue expandiéndose a pasos agigantados. Pese a que parece que todo es Netflix y HBO, lo cierto es que muchas otras plataformas