Una enorme preocupación nos asaltaba antes del pasado verano. Según las informaciones que nos llegaban desde Disney, Rogue One no había convencido a los responsables de la compañía