Sorprende que una película con resultados tan discretos en suelo americano esté logrando semejante barbaridad de recaudación. Después de firmar el mejor estreno de la historia del cine