Corría el año 1985. Un 7 de junio era la fecha elegida por Richard Donner para presentar en sociedad su nueva película (24 de julio era el momento