Hace unos años, una morena de curvas de infarto irrumpía en el panorama cinematográfico. Megan Fox se convertía en la gran sensación de “Transformers”, pasando a ser una