Parece que hay gente que vive debajo de las piedras. La pasada semana llegaba a las carteleras de todo el mundo esa auténtica joya del cine de superhéroes