Rian Johnson se ha convertido en toda una referencia para el cine americano de corte independiente con solo tres títulos: “Brick”, “The Brothers Bloom” y “Looper“, esta última