A cualquier actor le gustaría aparecer en “Juego de Tronos”. Lejos de empezar a notar cierto desgaste, la popular ficción de la HBO ha conseguido que el fenómeno