Más quisiéramos nosotros que el bueno de Bruce Lee (1940-1973) volviera a la gran pantalla. Una reciente noticia al menos nos alegrará a los nostálgicos de las patadas, puñetazos