Echemos la vista atrás. Fijémonos en los centenares de grandísimos actores que han conseguido cautivarnos y realizar poderosas aportaciones al mundo del cine en las últimas cuatro décadas.