Estamos más enamorados que nunca de “Juego de Tronos”. Una vez terminada la sexta temporada de la popular serie de la HBO, nuestro fenómeno fan está más disparado