No está siendo un año nada malo. La industria del cine se ha movido en un sensacional equilibrio entre grandes y exitosas producciones, películas de gran nivel, pequeñas