Dos hermanas quedan atrapadas bajo la cubierta -de fibra de vidrio- de una piscina pública de tamaño olímpico, y deben afrontar el frío y la angustia para sobrevivir