Bolsamania

Selección Alucine: 5 historias de amor… diferente

No es fácil encontrar una buena película romántica. Al abordar esta temática, los riesgos de caer en lugares comunes son altos, y guionistas, directores y productores suelen tomar la calle de en medio, la que lleva directamente al cliché. Y a por otra. Pero si nos gustan las cintas de este tipo o simplemente estamos un poco sentimentales, os proponemos 5 películas fantásticas que son, a su vez, 5 maravillosas historias de amor. (Y recientes, para otra ocasión vamos un poco más atrás en el tiempo). En ellas también hay espacio para el humor, para la tragedia, el rechazo o la nostalgia. Pero todo ello, ya sabemos, son los pequeños elementos que forman esa palabra de cuatro letras tantas y tantas veces repetida en nuestra vida.

happy-together

Happy Togheter (Wong Kar-Wai, 1997): El director nacido en Shanghai abordaba una cruda historia de una pareja homosexual perdida en Buenos Aires. Una grata sorpresa que fue reconocida por el festival de Cannes concediéndole el premio a mejor director. De estilo austero y mezclando diferentes estéticas, el cineasta hongkonés presentaba un guión provocador y original no apto para todos los públicos. ¿O sí?

Tras una fuerte impresión inicial, el espectador va quedándose prendado de una historia de gran fuerza narrativa en la que abundan las sutilezas. Como debe ser. Dos emigrantes procedentes de Hong Kong se separan en Buenos Aires y deciden ganarse la vida como pueden. Pero inevitablemente vuelven a encontrarse. Amor, odio, dependencia y deseo combinados en una película notable con momentos silenciosamente emocionantes como el que se produce en la imagen que ilustra este texto.

punch-drunk-love

Punch-Drunk Love (Paul Thomas Anderson, 2002): Inclasificable película del director de Magnolia o The Master. Tras el enorme éxito de algunas de sus propuestas anteriores, Anderson sorprendía a todo el mundo. Para empezar dándole el papel protagonista al, en ocasiones, cargante Adam Sandler. Pero el intérprete norteamericano se adaptó perfectamente a un personaje extraño, bastante desequilibrado y un poco maniático.

La vida de Sandler cambia cuando se topa con Emily Watson, magnífica actriz británica que es capaz de atemperar a su nuevo amigo. Punch-Drunk Love combina momentos de verdadera tensión, con desquiciado humor y romanticismo desbordante. Como siempre en el alambre, el funambulista Anderson logra esta vez llegar al otro lado. Y solo nos queda darle la mano.

copia-certificada

Copia Certificada (Abbas Kiarostami, 2010) Juliette Binoche protagoniza una de las últimas películas del director iraní Abbas Kiarostami. Rara avis del cine de la última década, Copia Certificada es una suerte de ensayo sobre el arte, el cine y el amor. Con un desarrollo narrativo único, la película avanza entre equívocos pasando de ser una intrascendente historia a un maravilloso ejercicio artístico.

Kiarostami se permite el lujo de tomar licencias de algunos clásicos del cine pero aporta un soplo de aire fresco gracias a su ambición narrativa… Y Juliette Binoche. La bellísima actriz francesa, tal vez la mejor intérprete de las dos últimas décadas, exhibe todo su talento en un papel que emociona, enamora y seduce durante todo el metraje. Una joya. Ella y la película.

fucking-amal

Fucking Amal (Lukas Moodysson, 1998): Si es muy complicado hacer una buena película de amor, aun lo es más hacer una buena película de amor entre homosexuales. Y más entre adolescentes lesbianas. Esta clase de cine debe luchar contra los clichés propios del género y contra los lugares comunes de la temática homosexual. Con la sobria Fucking Amal, Moodysson superó la prueba con nota.

Una chica que cursa secundaria crece aislada en el pequeño pueblo de Amal en Suecia. No tiene muchos amigos y muestra una sensibilidad y madurez diferentes a la de la mayoría de sus compañeros de clase. Le gusta una de las chicas más populares de su instituto, pero es incapaz de decírselo. Moodysson se la juega tratando la homosexualidad en la adolescencia, pero lo hace con tal grado de delicadeza y naturalidad que permite penetrar en los corazones de sus protagonistas hasta, finalmente, conmovernos.

porco-rosso

Porco Rosso (Hayao Miyazaki, 1992) ¿Un historia de amor entre un cerdo y una bella dama? Todo es posible en el exuberante universo creativo de Miyazaki (La princesa Mononoke, El viaje de Chihiro). Porque Porco Rosso es, ante todo, una impresionante fantasía histórica ambientada en la Italia fascista. (Cuentan, por cierto, que se prepara una continuación en la Guerra Civil Española).

Pero además la cinta de Miyazaki es una historia de amor (y desamor) original, melancólica y finalmente gratificante. Un fascinante poema visual que se haya, sin duda, entre las mejores películas de animación de la historia.

4 comentarios