Bolsamania

Sean Bean elige su muerte preferida entre las innumerables que ha sufrido

Se suele decir que Sean Bean es un Spoiler en si mismo. No es de extrañar, ya que raro es la película en la que el personaje al que presta su rostro el genial actor británico acaba vivo. Con solo 55 años, el bueno de Sean cuenta ya con la friolera de 25 muertes en pantalla, cada vez más cerca de los tres grandes “moridores” John Hurt (40 muertes), Bela Lugosi (36 muertes) y Vincent Price (33 muertes).

Ned Stark, Boromir, acribillado, desmembrado, sepultado, decapitado… Además de la cantidad, la variedad y de la crueldad lucida en sus innumerables muertes bien merece ser objeto de atención ¡Qué irse! ¡Qué apagarse!

Desde hace tiempo, esta tendencia a terminar cada historia criando malvas ha dado lugar a numerosas bromas al respecto. De hecho, el propio Sean Bean se ha unido a ellas en más de una ocasión. Pero entre todas esas defunciones cinematográficas, hay una por la que el actor tiene especial querencia y a la que ha calificado como su favorita.

Es mi escena favorita en la que muero, y he hecho unas pocas. No se puede pedir una muerte más heroica”. Con estas palabras, el actor calificaba la despedida de Boromir al final de El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo. En el filme, su personaje caía con todos los honores en su intento por proteger la vida de Merry y Pippin. Tenemos que reconocer que compartimos totalmente su opinión.