Bolsamania

Se confirma un secreto a voces: Dwayne Johnson y Vin Diesel se llevan a matar

Parecía una mera broma entre ellos, pero nada más lejos de la realidad. Hace unos meses, Dwayne Johnson y Vin Diesel comenzaban una guerra fría a través de las redes sociales. “Los de Universal Studios han sido unos compañeros geniales también. Mis compañeras son increíbles y las quiero. En cambio, mis compañeros son una historia diferente. Algunos son verdaderos profesionales, pero otros no. Esos son demasiado gallinas como para hacer algo al respecto. Nenazas. Cuando veáis la película en abril y parezca que no estoy actuando en algunas escenas y mi sangre esté a punto de hervir, tendréis razón”, afirmaba Dwayne Johnson.

Inmediatamente, los rumores sobre la mala relación con Vin Diesel se disparaban. De hecho, la apariencia de montaje iba desapareciendo a medida que se acercaban las fechas clave. Durante la promoción de Fast & Furious 8, los dos actores evitaban coincidir ni un solo instante. Lo mismo ocurría al ver una película en la que la interactuación entre Hobbs y Dom era nula. Ni los mensajes amables de Diesel podían frenar el cabreo de un tipo como Johnson, extremadamente afable, pero prifundamente molesto.

Al parecer, los caprichos de Vin Diesel, los retrasos que provocaba en rodaje, las cancelaciones de jornadas enteras y el trato a algunos compañeros habría resultado intolerable para Dwayne Johnson. Por todo ello, no es de extrañar que el director F. Gary Gray haya sido preguntado al respecto en una reciente entrevista con Bussiness Insider.

“No puedo meterme en ese tema. Primero, porque soy un profesional. Siempre os remitiré a Vin y Dwayne. Cuando haces una película de este nivel, de este tamaño, es enorme. Llegas a cuatro continentes, con siete unidades diferentes y, en algunos casos, grabando de forma simultánea. Cientos de millones de dólares en juego. Es un reto. Y todo el mundo tiene su proceso , así que no les juzgo. Estoy muy, muy orgulloso de la película. Espero que ellos también lo estén. En cuanto a su adaptación, no tengo mucho que decir. Estoy feliz de que llegásemos más allá.”

Efectivamente, ese “no me meto” se convertía en una confirmación definitiva de que el problema entre ambos existe, lo que podría derivar en el adiós de un Dwayne Johnson que se encargaría del spin-off del filme. Veremos cómo acaba la cosa…