Bolsamania

Rodajes Malditos (Parte 2)

Continuamos con nuestra serie de películas rodeadas de extraños y escabrosos sucesos. Si han podido dormir después de nuestra primera lista, tengan por seguro que tras los casos que hoy les ofrecemos no volverán a ver las siguientes películas con los mismos ojos. Entre ellas se incluye el plato fuerte de la lista con el que sin duda es el suceso más escabroso ocurrido en un plató de cine.

  • La Profecía: La calamidades que rodearon a la película de Richard Donner fueron tan numerosas como truculentas. Si el director de efectos especiales John Richardson sufría un accidente de tráfico un viernes 13 en un kilómetro 66,6 en la que su acompañante perdía la vida, Gregory Peck estuvo a un paso de perder la suya cuando un rayo alcanzaba el avión en que viajaba. No tuvieron tanta suerte el elevado número de miembros del equipo que viajaban en el avión accidentado que se llevaría sus vidas por delante. Por si todas estas cosas no fuesen suficientes, a punto estuvo de suceder otra tragedia cuando el equipo de rodaje se trasladaba a la estación de Green Park y una bomba del IRA hacía explosión. Por suerte, no hubo que lamentar mayores consecuencias.

2

  • El exorcista: Ni más ni menos que nueve personas relacionadas con el equipo de la película perdieron la vida durante el tiempo que duró el rodaje. El pánico era tal que entre los presentes se empezaron a plantear incluso deserciones a la vez que se exigía cambiar partes del guión por mera superstición. Los actores Jack MacGowran y Vasiliki Maliaron fueron dos de aquellos nombres. La muerte del abuelo de la protagonista Linda Blair no habría tenido gran trascendencia si no hubiese venido a sumarse al más extraño fallecimiento del hermano de Max Von Sydow o al del hijo recién nacido del cámara de la cinta. Continuando con la maldición, la actriz Mary Ure era encontrada muerta en su camerino mientras interpretaba la obra en teatro.

3

  • Superman: La maldición que planea sobre las películas de Superman es ya legendaria. Lo cierto es que encuentra su origen en George Reeves, el primer intérprete en darle vida en la pequeña pantalla, que perdía la vida víctima de un disparo en la cabeza. Por su parte Christopher Reeve, el Superman más famoso de todos los tiempos se vería condenado a una silla de ruedas al quedarse tetrapléjico a consecuencia de una caída montando a caballo. Reeve moría en 2004, diez años después del accidente y dos antes de que lo hiciese su esposa a consecuencia de un cáncer de pulmón. Mientras tanto, Margot Kidder (Lois Lane) era ingresada en un sanatorio mental a consecuencia de graves desórdenes psicológicos y Richard Pryor (“Superman III”) fallecía a consecuencia de la esclerosis múltiple que sufría.


4

  • En los límites de la realidad: Aquí llega el plato fuerte de nuestra lista. Difícilmente se puede encontrar un pasaje más macabro en la historia del cine. Cuando Vic Morrow (padre de la actriz Jeniffer Jason Leigh) fue elegido para protagonizar el primer capítulo de “Los límites de la realidad”, poco podía imaginar que no saldría de aquel rodaje con vida. En una de las escenas de la película, Morrow debía huir de unas explosiones a través de un río, mientras sujetaba en brazos a dos niños vietnamitas (Myca Dinh y Renee Shin-Yi Chen). La escena incluía grandes dosis de acción, con las mencionadas explosiones y helicópteros sobrevolando sus cabezas. Pero algo salió mal. Las detonaciones de efectos especiales estaban funcionando bien hasta que una de ellas provocó que un helicóptero se desestabilizase justo cuando se encontraba sobre el trío de protagonistas. El vehículo se precipitaba hacia el suelo, decapitando con sus hélices a Morrow y a uno de los niños, mientras que el otro pequeño fallecía aplastado. Pese a que la secuencia no se incluyó en el montaje final, no les será difícil encontrar las secuencia del accidente en internet. En Alucine hemos decidido abstenernos de recoger las imágenes, porque somos macabros, pero no tanto.

5

En fin. Ya ven ustedes que hay algunos días que es mejor no levantarse de la cama. Eso sí, siempre y cuando no seamos uno de los personajes de “Pesadilla en Elm Street”.

 

9 comentarios