Rodajes Malditos (Parte 1)

En el artículo de hoy vamos a indagar en los pasajes más oscuros y las leyendas más negras ocultas tras esa apariencia brillante de Hollywood. Nos encontraremos rodajes en casas encantadas, actores muertos misteriosamente e incluso carnicerías en rodajes, superiores a las imaginadas en cualquier ficción. Como descubrirán (si es que no pueden reprimir su morbo), hay más rodajes fatídicos de los que se pueden imaginar, por ello dividiremos nuestro artículo en dos partes. De este modo, desde Alucine les invitamos a que pasen y disfruten de esta aterradora y espeluznante lista.

 

  1. Poltergeist: Empezamos fuerte. El clásico entre los clásicos rodajes malditos. Cuando Tom Hopper estaba rodando esta película producida por Steven Spielberg, debió darse cuenta de que algo no marchaba bien. Los decorados se quemaban sin explicación, los objetos desaparecían y el equipo se ponía cada vez más nervioso. Probablemente un trabajador cabreado o cleptómano fuera la cusa de todo esto, pero no rompamos el clima. Menos explicación tiene que la actriz Dominique Dunne, que interpretaba a la hermana mayor de Carol Anne fuese asesinada al finalizar el rodaje.Así las cosas, cuando Brian Gibson decidía afrontar el rodaje de la segunda entrega de la cinta cuatro años después, pocos eran los que querían embarcarse en el proyecto. El rumor de la maldición espantaba a los más supersticiosos, pero no a los actores Will Sampson (el curandero) y Julian Beck (el sacerdote). Ambos pagaban su descaro con prematuras y repentinas muertes nada más terminar el rodaje.Pero ahí no acaba la leyenda negra de Poltergeist. La pequeña Heather O´Rourke empezaba a notar dolores estomacales durante el rodaje de “Poltergeist III”. Nada más terminar el rodaje, como no podía ser de otra manera, la pequeña actriz que interpretaba a Carol Anne fallecía con solo 12 años. Una sucesión de coincidencias, si. Pero trabajen ustedes en “Poltergeist IV” si se atreven.

1

  1. Rebelde sin causa: En 1955 la película de Nicolas Ray unía a un trío de protagonistas llamados a marcar una época en la historia del cine: James Dean, Natalie Wood y Sal Mineo. Una película en la que, si ustedes recuerdan se podían encontrar carreras de coches a muerte o peleas de navajas. Pues bien, el mítico actor James Dean fallecía en un trágico accidente de coche tras finalizar el rodaje. El coche lo compraría luego un médico que, tras arreglarlo lo pilotaría por primera y última vez, ya que también perdía la vida en sus primeros minutos al volante. Por su parte, Sal Mineo, el recordado “Platón” de aquella película perdía la vida años después, con apenas 37 años tras verse inmerso en una pelea de navajas. Otra enorme coincidencia. Menos paralelismos con la película podemos encontrar en la muerte de Natalie Wood, si bien se trata de una de las muertes más misteriosas del universo “Hollywood”. La actriz fallecía ahogada con 43 años tras caerse de su yate The Splendor. Cada año se reabre un caso todavía sin esclarecer.

2

  1. El Mago de Oz: La película protagonizada por Judy Garland allá por 1939 se convertía, al instante en uno de los grandes clásicos del cine y de las grandes obras de la factoría Disney, pero no todo lo que relucía en Oz era oro. Si durante la filmación de la película, el primer actor en interpretar al hombre de hojalata tuvo que abandonar el rodaje por una reacción a la toxicidad del maquillaje y tanto Margaret Hamilton (la bruja) como su posterior sustituta casi pierden la vida a consecuencia de sendas explosiones, todo se queda en nada comparado con lo que vamos a contarles. Por si fuera poco el hecho de que Toto, el perro protagonista muriese atropellado por un guardia de la bruja, resulta que un miembro del equipo decidió suicidarse ahorcándose en pleno set. Lo curioso es que no se repitió la escena y se quedó en el montaje final, de modo que en un momento se ve como cae el cuerpo atado a la soga entre los árboles. Pese a todo, Disney se ha empeñado (como no podía ser de otra manera) en desmentir el rumor diciendo que se trataba de una grulla moviéndose al fondo del set. Juzguen ustedes a quien creer.

3

  1. El cuervo: Si Bruce Lee fallecía en extrañas circunstancias, más extrañas fueron las que rodearon el fallecimiento de su hijo, Brandon Lee con solo 28 años de edad. El joven Brandon era una estrella en auge cuando se le presentaba la opción de rodar la que sería su gran oportunidad: “El cuervo”. En la cinta de 1994, el actor debía representar una escena en la que su personaje recibía un disparo. Lo que no se esperaba es que de la pistola saliese un auténtico proyectil en vez de balas de fogueo. De este modo, un nuevo misterio volvía a envolver la trágica historia de la familia Lee.4

Solo podemos hacerles un aviso: si este artículo les parece escalofriante, la segunda parte será sobrecogedora.

6 Comments

  1. coche abril 22, 2013
    • Anónimo octubre 25, 2016
  2. Neil Condo Gil julio 18, 2013
  3. Juan Ignacio Galeano septiembre 19, 2013
  4. Mary Kowalski marzo 3, 2014