Bolsamania

Ridley Scott podría tragarse sus palabras y convertirse en el director de la nueva saga que prepara Disney

Por la boca muere el pez. A lo largo de los últimos meses, a Ridley Scott le ha dado por lanzar rajadas descomunales cada vez que le ponen un micrófono delante. En la última ocasión, el padre de Alien o Blade Runner decidía poner a caldo a Disney, a Star Wars y a los directores contratados por la Casa de las Ideas. De hecho, no dudaba en declarar que a la compañía del ratón no le interesa tener a directores con personalidad como él.

Pues bien, tal y como acaba de saberse, Ridley Scott se encontraría en plenas negociaciones con Disney para convertirse en el responsable de la saga de Merlín. El proyecto es uno de los más ambiciosos en la agenda de la compañía, ya que la intención no es otra que la de abordar los orígenes del famoso mago y enlazar con la irrupción de Arturo y sus Caballeros de la Mesa Redonda, lo que se haría a través de varios filmes.

Efectivamente, las 12 novelas de T.A. Barron se convertirán en el material de origen para el desarrollo de un proyecto llamado a dar mucho que hablar durante los próximo años.