Bolsamania

¿Realmente es malo para “The Walking Dead” que Rick se vaya?

Esta siendo uno de los temas de debate más frecuente de estos últimos días. Sin que nadie lo viese venir, The Walking Dead se quedaba sin su protagonista. La exitosa ficción zombi de la AMC ya no estaba pasando momentos demasiado buenos, pero tras conocerse que el sheriff tomaba caminito de Jerez, el desánimo hacía presa de muchísimos fans. Algo comprensible sobre el papel, pero que podría ser una buena noticia.

Cierto es que lo hemos pasado en grande en compañía de Rick Grimes y que Andrew Lincoln ha hecho un trabajo sublime. Sin embargo, hace algún tiempo que el sheriff dejó de molar. El arco de transformación del personaje alcanzaba su punto final con la irrupción de Negan. A partir de ese momento comenzábamos a darnos cuenta de que Rick había entrado en una monotonía realmente peligrosa. Sus frases lapidarias y sus idas de pinza ya no sorprendían. La moral iba desapareciendo de un personaje que se volvía previsible.

Es evidente que gran parte del peso argumental de The Walking Dead recae en los hombros de Andre Lincoln. La transición no será fácil. No obstante, si la ficción zombi de la AMC es capaz de gestionarlo con habilidad, puede que estemos ante una nueva era de éxito. Nuevos personajes, nuevas situaciones, un cambio estético y gente que pueda sorprendernos. Eso es lo que necesita The Walking Dead si quiere mantenerse en la parrilla unos cuantos años más y puede que la partida de Rick sea el comienzo.