Pudo ganar el Oscar, pero Stallone casi rechaza el papel en “Creed” por este motivo

14

Muy pocos habrían apostado por ello hace un par de años. Nuestro queridísimo Sylvester Stallone se quedaba a las puertas del Oscar. Después de una asombrosa temporada de premios en la que lograba galardones tan importantes como el Globo de Oro, el bueno de Sly alcanzaba una nominación al Oscar que no se traducía en una estatuilla por los pelos.

La culpa de ello la tenía, como no, Rocky Balboa. El veterano actor volvía a meterse en la piel del famoso boxeador en “Creed”, una cinta centrada en la figura del hijo de Apollo Creed. Rocky daba un paso a un lado y se bajaba del ring para convertirse en el entrenador del joven aspirante a campeón, lo que le otorgaba a Sly las mejores críticas de su carrera. Poco podíamos imaginar que el intérprete estuvo muy cerca de abandonar un proyecto que podría convertirse en el más importante de su carrera.

La razón la encontramos el 13 de julio de 2012. Ese día, Sylvester Stallone conocía la muerte de su hijo Sage. Con solo 36 años, el joven sufría un ataque al corazón que terminaba con su vida. Rocky se llevaba el golpe más duro de su vida. “Es demasiado doloroso. Es duro. No hay conclusión. No hay nada”, afirmaba un destrozado Sly incapaz de levantar cabeza. A tal punto llegaría su estado anímico, que Stallone levantaría el teléfono para llamar al director de “Creed” y decirle que no podía afrontar el papel. Por aquel entonces, el proyecto se encontraba todavía en fase de preproducción, pero todo parecía irse al traste.

13

Finalmente, Sylvester Stallone sacaba fuerzas de flaqueza y se levantaba de la lona. el actor asumía el papel de “Creed” y convertían en fuerza su debilidad. Las emociones a flor de piel hacían que el actor firmase la mejor interpretación de toda su carrera. Grande Sly.