“Primal” o la obra maestra de la animación televisiva que no puedes dejar escapar

Parece mentira que todavía haya quien no conozca Primal. Desde que su primera temporada viese la luz allá por 2019, nunca hemos podido ocultar nuestra devoción hacia una serie televisiva absolutamente brillante. Sin diálogos, trepidante, emotiva y visualmente arrolladora, fácilmente podemos estar ante una de las mejores series de animación jamás hechas.

Un cavernícola y un dinosaurio, ambos al borde de la extinción por diversos motivos, unen sus fuerzas en una peculiar alianza con el único propósito de sobrevivir en un mundo violento y hostil. Con ese argumento con sería pasarnos por encima Genndy Tartakovsky, una persona a la que jamás le estaremos lo suficientemente agradecidos por esta maravilla titulada Primal.

Estos días aterriza en la parrilla de HBO Max la segunda temporada, lo que se antoja una ocasión ideal para que los que aún no han caído en las garras de Primal lo hagan ya irremediablemente. Salvajismo como nunca se ha visto. Para muestra, un botón.

Responder