Bolsamania

Por qué “RoboCop Returns”será la única secuela buena de la saga

Entre las incontables películas imprescindibles de Paul Verhoeven, nadie puede pasar por alto la existencia de esa maravilla titulada Robocop. La película de 2987 lograba convertirse en filme imprescindible de la gloriosa década. Ese agente de policía mitad robot, mitad hombre lograba imponer su ley entre los más cinéfilos allá por el año 1987. Uno de esos divertimentos que no admiten comparación.

Desgraciadamente, ni tres años tardaba el legado en ser mancillado. La culpa la tenía una secuela absolutamente horripilante titulada Robocop 2. Irvin Kershner, el director de El Imperio Contraataca era el encargado de perpetrar una película que todavía estamos intentando olvidar a día de hoy. La apuesta por el exceso de artificio se llevaba por delante el encanto lúdico de la cinta inicial, convirtiendo a Robocop 2 en una de las secuelas más terribles de cuantas hemos visto. Este Robocop salido de la pluma de Frank Miller (escribe el guión de la secuela) es un auténtico horror. Nada de justicia. Esté es un cabrón vengativo. Pólvora que no falte en esta cinta sin alma. La tercera entrega ha sido bloqueada por nuestro subconsciente.

De la tercera entrega ya ni hablamos. Tampoco es un buen recuerdo la desastrosa serie de televisión de mediados de los 90. Así, la RoboCop presentada por José Padilha en 2014 tenía toda la pinta de devolver la saga a lo más alto con un repartazo en el que no faltaban Joel Kinnaman, Gary Oldman, Michael Keaton, Samuel L. Jackson o Abbie Cornish. Sin embargo, el desastre volvía a ser más que llamativo.

Ahora, Neill Blomkamp se ha puesto manos a la obra con RoboCop Returns, una cinta que funcionará como secuela directa de la película original. De hecho, el maestro de la ciencia-ficción moderna (Distrito 9, Elysium) hará como que las secuelas nunca llegaron a producirse. Esto ya es otra cosa.

3 comentarios